Inicio Opinión (Opinión) ¿Y ahora? La mejor recompensa. Por José Gregorio «El Gato» Briceño Torrealba

(Opinión) ¿Y ahora? La mejor recompensa. Por José Gregorio «El Gato» Briceño Torrealba

Por Punto de Corte
328 Lecturas
Fariseos Rojos - Gato Briceño
Caracas, 30 de marzo 2020.
Por José Gregorio «El Gato» Briceño Torrealba
@josegbricenot

A esta hora ya todos los venezolanos de bien, cientos de miles de familias que sufren la dolorosa separación del exilio de sus hijos, los enfermos por falta de atención y dotación, sabemos y estamos felices por la gran noticia, ya que nos llevará sin la más mínima duda a abrirle a Venezuela la puerta definitiva hacia la libertad.

En medio de la pesarosa existencia cotidiana en búsqueda de cubrir las necesidades básicas, acrecentada por la catástrofe de la pandemia del virus chino, que a esta fecha ya ha cobrado a nivel mundial más de 30 mil víctimas, el pasado jueves 26 se convirtió en un día histórico y de altísima importancia pues nos acerca la esperanza de liberarnos del yugo castrochavista a los venezolanos en el globo terráqueo. Vimos al Fiscal General de los Estados Unidos, conjuntamente con los fiscales de Nueva York y Miami anunciando la imputación o presentación de cargos ante los tribunales federales en contra de Nicolás Maduro, Diosdado Cabello Rondón entre otros funcionarios  bandidos, con delitos como terrorismo, narcotráfico y lavado de dinero, esto como resultado de una exhaustiva investigación durante muchos años que les permitió recabar suficiente pruebas para poderlos incriminar.

Para quienes se mantienen escépticos o incrédulos ante la importancia real de esta actuación, es relevante saber que las acusaciones de la Fiscalía General de los Estados Unidos son gestiones judiciales luego de compilar suficientes y concluyentes pruebas contra los imputados mencionados en el pliego anunciado. No es un acto de resentimiento de unos cuantos ni un capricho de algún político, son pruebas de que se ha agredido al pueblo norteamericano y por tal razón la justicia debe castigarlos.

Lo destacado de este acto es que se inician una  serie de procedimientos para luego enjuiciar a estas joyitas, ladrones de nuestro tesoro y debe ser continuado hasta finalizar sin duda en una justa sentencia con el castigo que merecen estos malandros. Venga el  gobierno que venga en ese país, no cambiaría esta ruta  pues allí se imponen los debidos procesos de la ley y la independencia de la justicia. 

Además es innegable que dichas acusaciones generan un gran impacto en la presión internacional en contra de esos criminales y con esto estarán más aislados ya no sólo como violadores de los DD.HH, sino también como narcotraficantes lo que ya era un secreto a voces pero las pruebas que los incriminan demuestran ampliamente que Maduro es el jefe del Cártel de los Soles conjuntamente con Diosdado con base en documentaciones, testimonios y videos donde se evidencia que organizan, acuerdan y facilitan la exportación de toneladas de cocaína a EE.UU

Enfatizo mis queridos lectores que esto es más contundente que las sanciones económicas y que el mismo desconocimiento a Maduro como presidente por parte de los 60 países que nos han apoyado en esta incansable cruzada. 

El heredero del galáctico ha sido investigado desde el año 2006 cuando se reunió con los narcoguerrilleros de la FARC siendo ministro de Relaciones Exteriores para facilitarle armas de alto calibres con tal de que ellos aumentarán la producción de cocaína para inundar a los EE.UU. y destruir a su población, especialmente a los jóvenes. Cumpliendo fielmente la  instrucción y filosofía de Fidel Castro, su primer mentor, práctica que mantuvo desde comienzos de la década de los 80 del siglo pasado. Es obvio que para sustanciar estas acusaciones se acogieron los diferentes informes elaborados por la Organización de Naciones Unidas (O.N.U) repetidamente leídos por la Alta Comisionada Michelle  Bachelet  entre los que destacan los más de 7 mil crímenes del FAES entre muchos delitos.

Por otra parte y como producto no menos significativo de esta actuación, el sistema financiero internacional se cuidara aún más que el pasado reciente de hacer negocios con esos capos.

La relevancia que tiene el hecho de que el mismo Departamento de Justicia ofrezca 15 millones de dólares de recompensa por la captura de Maduro y 10 millones por cuatro de sus secuaces  se convierta en la tercera recompensa más importante de toda historia de los Estados Unidos es que eso nos indica lo cerca que nos encontramos de la libertad.

Por cierto, es importante destacar que por el Chapo Guzmán habían ofrecido sólo 8 millones, eso nos indica lo criminal y peligroso que es Diosdado. Para nosotros la mejor recompensa es salir de esa plaga.

¿Y ahora? Aparte de este  esperanzador notición, el Departamento de Justicia Norteamericano sigue las investigaciones, sabemos que es mucho más larga la lista de ministros, constituyentistas, magistrados, rectores CNE,  ex-ministros, dirigencia del PSUV, segundos, terceros, testaferros, esbirros, aguantadores y enchufados  que forman parte de la red criminal y que continúan en la práctica del delito con  los envíos de drogas por el Atlántico y desde luego ya saben que por el sur del estado Monagas hay pistas de aterrizaje y por la vía de los caños de San José de Buja en donde un hermano de la gobernadora de Monagas tiene una finca y se trasladan hacia el caño que unen con el caño Mánamo del estado Delta Amacuro y salen al Atlántico, en donde, por cierto, es otro secreto a voces que la gobernadora de Monagas Yelitze Santaella está metida con su sigüi, el guachimán de los caños, secretario de gobierno Carlos Flores, alias el “diputado 99” que es un gran experto en esa zona por ser nativo del sur y es quien le controla la zona a su patrona.  Las investigaciones por las que por cierto Cliver Alcalá entra en esta lista están también enfocadas en el asalto a la minería y en este caso las minas de oro que le asignó Maduro a Yelitze en el estado Bolívar están siendo monitoreadas para establecer el modus operandi ya que allí opera la guerrilla del ELN y ella utiliza a empresas o a terceros, gente del estado Monagas disfrazados de ejecutores de obras  y salir ilesa en la investigación.

En este recogimiento producto de la pandemia nos llega este rayo de luz que nos recarga de optimismo y esperanza en que nuestra amada patria recobrará la libertad y con ello la democracia y que aquellos que no disimularon en sentarse con la narcotiranía por unos miserables dividendos del polvo blanco, que sea la historia quien los juzgue, como también aquellos que ya han anunciado que irían a las elecciones parlamentarias y podemos afirmar de quienes por cierto hasta el momento no se les ha visto ni escuchado una declaración respecto a este acontecimiento tan importante para nuestro país. Como dice la canción: “Por más que se tongoneen siempre se les ve el bojote”

Repito para la reflexión permanente:

¿Alguien sigue interesado en ir a elecciones con los jefes del cartel de los soles?

¿Hay posibilidad de diálogo con delincuentes ya imputados por terrorismo, narcotráfico y lavado de dinero?

 Ya los rusos recogen sus cosas para no tratar con criminales ¿Alguien por ahí insistirá en pedir levantamiento de sanciones?

¿Algún interesado en hacer negocios con estos dirigentes de una Red Criminal comprobada?

Desde la cárcel del exilio visualizo como terminan los que entran a ese “EXCLUSIVO CLUB” del narcotráfico, Maikel Moreno, Vladimir Padrino y el resto de los que han destruido mi país ya  saben cuál será su final por lo que veo excelentes resultados a la tarea que todos hemos hecho con la denuncia permanente con lo único que nos queda LA PLUMA Y LA PALABRA. 

* Punto de Corte no se hace responsable de las las opiniones expresadas en los artículos, quedando entendido que son de entera responsabilidad de sus autores.


   Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados

1 comentario

(Opinión) El mundo nunca será el mismo después de la pandemia 30/03/2020 - 17:24

[…] (Opinión) ¿Y ahora? La mejor recompensa. Por José Gregorio «El Gato» Briceño Torrealba […]

Los comentarios están cerrados