Inicio Noticias (Opinión) ¿Y sí fuéramos venezolanos? Por Leandro Rodríguez Linárez

(Opinión) ¿Y sí fuéramos venezolanos? Por Leandro Rodríguez Linárez

Por Punto de Corte
Leandro Rodríguez Linárez-elecciones libres
Caracas, 07 de abril de 2021


La tragedia que hoy es Venezuela es producto del descuido ciudadano, hemos sido los
culpables de dejar convertir la tacita de oro latinoamericana en una vasija sucia y maltratada.

Tarde se reaccionó al chavismo, cuando nos dimos cuenta el país estaba en manos
acorazadas cuyo único fin es retener el poder a todo costo.

El chavismo mientras tuvo boom petrolero compró conciencias interna e internacionalmente, apoyó economías, empresas y trabajadores de otras latitudes a fin de obtener apoyos internacionales. Quienes recibían bonos o cualquier otro estipendio de fácil asignación hicieron caso omiso de las advertencias variopintas que avizoraban el desastre de hoy.

La oposición que ha protagonizado no ha sabido descifrar su enemigo, no es rival, en
democracia se rivaliza si, en tiranías no, pues todo aquel que atente contra el estatus quo es
un enemigo y es tratado como tal. Demasiado caro pagaron los demócratas del país
pensando que electoralmente el régimen podría ceder espacios, nunca cedió. Desde 2017
decidió prefabricar los procesos electorales a su medida, sin embargo, ello le ha traído dos
grandes consecuencias: la abstención que lo ilegalizó e ilegitimó mundialmente, por otra
parte, las sanciones y demás actos punitivos que pesan sobre él.

Todo esto porque la comparsa mediática e institucional de la que se hizo el chavismo manejó la política como un entretenimiento, dividiendo el país en aquellos y nosotros, “escuálidos y chavistas” … paradójicamente, luego de coquetear el 70% de popularidad entre 1999 y 2006, en este 2021 el chavismo ni siquiera puede ser tildado de “escuálidos” porque son una ínfima minoría… no se sorprenda, a inicios de 2019 Guaidó bordeó el 80%, hoy no llega ni a 20, la política paga con pesadas facturas.

Esa visión destructora de nación tuvo éxito, nadie se interesó por el país, solo por su bando,
solo por atacar al contrario, “escuálido o chavista” eran los insultos predilectos, acompañados de todo aquello con que los “líderes políticos” solían complementar: majunche, enchufado, peluches y pare de contar. 22 años en esta confrontación estéril han degenerado esta Venezuela de indigna sobrevivencia, ajena a su esencia… innatural.

Estamos en 2021, para colmo de males bajo una pandemia que ha hecho darnos cuenta de
todo lo que hemos perdido, todo cuanto requerimos para afrontar al Covid-19 no existe, lo ha destruido estéril confrontación que abonó el terreno a quienes se apoderaron del país a la
fuerza. No contamos con una economía que sea capaz de afrontar esta crisis sanitaria, ni
siquiera tenemos moneda, nos mata la hiperinflación. No tenemos sistema de salud público, no tenemos gasolina, gas, gasoil, agua, no tenemos nada de lo que en la denominada cuarta república sobraba o, al menos, era perfectible. Hoy nada sirve, y mientras continuemos por este camino es irrecuperable.

Desde hace rato llegó la hora de dejar de ser chavista u opositor, Venezuela nos clama, llegó
el momento de sobreponernos a las idiotizantes/destructivas ideologías, llegó el momento de ser solo venezolanos, que despidamos del poder a todo aquel que solo sabe excusarse de sus fracasos, llegó la hora de exigir hombres y mujeres capaces, que se sepan vigilados y exigidos por una raza amante de la libertad, de nuestra verdadera historia, de nuestra esencia.

@leandrotango

* Punto de Corte no se hace responsable de las opiniones expresadas en los artículos, quedando entendido que son de entera responsabilidad de sus autores.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Síguenos en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados

Deje un comentario