Inicio Noticias (Opinión) País potencia agrícola: Conucos en balcones y más. Por José Gregorio “El Gato” Briceño Torrealba

(Opinión) País potencia agrícola: Conucos en balcones y más. Por José Gregorio “El Gato” Briceño Torrealba

Por Punto de Corte
306 Lecturas
Fariseos Rojos - Gato Briceño
Caracas, 13 de septiembre de 2020

Todos los deseos o mal llamados “planes” para nuestro país por parte del hoy felizmente difunto, Hugo Chávez, fueron aspiraciones de corto aliento, mediocres, las cuales junto con un discurso de igualdad social capitalizaron la desazón de muchos ante una mala política de atención a los más necesitados. Es imperante comparar y aquellos necesitados de entonces, hoy en día pueden ser catalogados como gente pudiente económicamente hablando, pues en la mesa de esos ranchos, de lo que se catalogaba como pobreza crítica, a la hora de las 3 comidas había banquetes, no faltaba lo básico, su buena arepa con caraotas, queso, huevos revueltos en el desayuno e igualmente al menos una sopa y buenas preparaciones en el resto del día, ni hablar de las fechas especiales como las celebraciones decembrinas en las que por más pobre que fuera una familia jamás faltaba el plato navideño en sus hogares. Era una pobreza básicamente en condiciones de acceso a los servicios y oportunidades de otra índole como estudios y trabajo.

Hoy en día, 21 años después de la llegada al poder de esta tropa de entrenados para destruir lo que hay es una hambruna que ha generado desnutrición depauperante y catastrófica.

La organización humanitaria británica Oxfam publicó luego del último informe de la ONU que solamente Yemen, República Democrática del Congo y Afganistán superan los 9,3 millones de hambrientos que la ONG británica estima hay en Venezuela. Acabaron de raíz con las fuentes de producción de alimentos de nuestra fértil y generosa tierra venezolana.

Pensando en esa “opulencia” de poder comer tres veces al día, que no es sino lo normal que debe tener cada familia, me puse a revisar las estadísticas de los rubros agricolas que hoy se producen en mi patria y quedé impactado, sentí tristeza y a la vez impotencia de cómo puede ser posible el nivel extremo de destrucción en todos los aspectos de un país y como los militares activos Venezolanos han sido tan cobardes e indignos que permiten que un extranjero, solicitado por la justicia internacional por narcotráfico, esté devastando y saqueando toda una nación y sigan tan indiferentes. El delito de traición a la Patria se quedará corto al momento de castigarlos por su confabulación contra nuestra seguridad y nuestros derechos fundamentales. 

La producción de arroz, maíz, caña cayó a un 20 % y esas cantidades eran las que se producían a finales de la década del 60 hace 50 años, lo que hoy se produce de caraotas, eso se producía en la década del 30 del siglo pasado; con razón esos mentecatos durante todos estos años han promovido la creación de conucos en balcones, gallineros “verticales” y cuanta propuesta de medio pelo sin visión de futuro para la subsistencia.

Son tan estafadores e insolentes que proponen la autarquía, entendida como el sistema económico en el que un estado se abastece con sus propios recursos, evitando en lo posible las importaciones. Situación que todos sabemos qué en Venezuela es absolutamente falsa puesto que la mayoría, digamos que el 90% de los rubros de la canasta básica son importados.

O sea, estos infelices promueven que cada familia debe tener un conuco y con eso, según su excelsa propuesta agroalimentaria, se limita a esa producción a rincones urbanos como balcones, mini patios, al igual que han tenido rotundo éxito en Cuba, donde arruinaron todas las unidades de producción. Ellos pretenden imponer el comunismo trasnochado aupando que la gente crie en un apartamento unas gallinas, cochinos y hasta una vaca. Esa no es jamás la Venezuela que queremos. Su plan incluyó la expropiaron de más de 5 millones de hectáreas y acabaron con el aparato productivo, teniendo Venezuela un gran potencial con sus tierras fértiles, una gran agroindustria para producir toda la alimentación de todos los venezolanos y exportar. 

Cuando llegó Chávez al poder se importaban 1500 millones de dólares de alimentos y cuando comenzó el ataque a la propiedad privada y las expropiaciones, estos maleantes llegaron a importar más de 12.000 mil millones de dólares anuales, destruyendo la agricultura local, beneficiando la agricultura de otras naciones y fortaleciendo la economía de puertos. 

Con mucha premeditación y alevosía eliminaron la propiedad privada y fortalecieron la propiedad social o mejor dicho, el capitalismo de estado o comunismo, lo cual resultó en entrega de tierras que nadie cultivó, campesinos que usaron los créditos para comprarse camionetas último modelo y dejar los terrenos abandonados. 

Cuando Venezuela era libre y democrática se sembraban 850.000 hectáreas de maíz, 250.000 de arroz, 1.600.000 quintales de café, 250.000 mil de hortalizas, 40.000 mil de papas, llegamos a 17 millones de rebaño de bovino o cabezas de ganado, entre otros datos reales de la época. Se llegó a abastecer el 85 % de la alimentación de toda la población de lo que se producía en sus tierras fértiles. Quiero destacar que a través de la industria química PEQUIVEN, se producía el 100 % de los fertilizante que necesitábamos, hoy no se produce un saco.

La producción agroalimentaria en Venezuela está por desaparecer, mientras en todo los países del mundo vemos en plena pandemia protegiendo la producción agroalimentaria y estos narcobandoles lo único que están protegiendo es el mercado de la droga internacional. Son tan COPRÓFAGOS que a los dueños de los bodegones los exoneran de impuestos para la importaciones y los campesinos y productores para importar un tractor y sus repuestos tienen que pagar los impuestos de importación.

Lo repito sin cansancio, con la certeza de que muchos escuchan a alguien que les habla con la madurez que da estar en la cárcel del exilio, vuelvo a reiterar: desde el momento en el que decidí retomar el arma de la denuncia escrita en 2014, lo he planteado sin adornos, esos narcocriminales jamás saldrán con votos, no se negocia con quienes sin compasión han destruido cada espacio de gobernabilidad y cada ámbito de la vida de nuestra Patria, por eso sin duda alguna apoyo cualquier salida que nos lleve a la libertad de mi adorada patria. Sus acciones perversas disfrazadas de un plan para tener un “PAÍS POTENCIA”, los condenan y deben ser inhabilitados de por vida para ostentar cualquier cargo público a todos los que son cabezas visibles y autores de ésta ruina con niveles de masacre humanitaria.

Finalizo hoy dando mi más sentido pésame a los familiares de tantos héroes de la salud que han caído víctimas del virus y puedo afirmar que seguramente no tuvieron la atención ni la seguridad requerida para atender cabalmente en los hospitales y por tal razón fueron contagiados. Los invito a unirse al camino del enfrentamiento y la denuncia contra la Peste chavista como siempre, con lo único que me queda LA PLUMA Y LA PALABRA

José Gregorio “El Gato” Briceño Torrealba

Twitter: @josegbricenot 
Instagram: @josegbricenot

Facebook: José Gregorio El Gato Briceño

* Punto de Corte no se hace responsable de las las opiniones expresadas en los artículos, quedando entendido que son de entera responsabilidad de sus autores.

Puede leer más artículos del autor aquí

   Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados

Deje un comentario