Inicio Noticias (Opinión) Nuevos diputados de la AN: ¡Psuv titiritero 200, Psuv falsario. Por Edgar Perdomo Arzola

(Opinión) Nuevos diputados de la AN: ¡Psuv titiritero 200, Psuv falsario. Por Edgar Perdomo Arzola

Por Punto de Corte
La AN denunció actos intimidatorios al Consejo Nacional de Defensa, por parte del Gobierno de Maduro
Caracas, 05 de diciembre de 2020
“Cuando los que mandan pierden la vergüenza, los que obedecen pierden el respeto”. Georg C. Lichtenberg.

Se puede predecir sin dármela de gurú , por lo que se observó  en  esta raquítica campaña electoral que acaba de finalizar,  para elegir los nuevos 277 diputados de la Asamblea Nacional este 6 de diciembre del 2020, con mucha precisión se puede vaticinar, como está previsto. Que el gobierno, que ha manipulado todas las elecciones después de su  derrota  en las parlamentarias nacionales de diciembre del  2015,  este 6D obtendrá la mayoría de los curules parlamentarios,  y llevará a la nueva Asamblea a grandes levantadores de manos  del  psuv oficialista.

La oposición falsaria chavista tendrá una minoría acordada por diputados focas, disfrazados como disidentes u opositores todos unos farsantes, las 3/4 parte de ellos. Pero todos revueltos como un perico integrarán un cuerpo legislativo con el nombre de Asamblea Nacional, un circo politiquero que en nada representará, ni solucionará los problemas de la nación, sino que los agravará. Por lo demás, será otro poder “público”, la pata que le faltaba a la mesa del estalinismo totalitario  que no servirá para nada. Será solo una figura decorativa del decadente: “totalitarismo cubano-venezolano”.

.

Los que creen en cuentos de caminos sobre esta predicción  de que esto es  incierto, solo falta revisar las ejecutorias contraloras,  y legislativas de todas las  Asambleas Nacionales elegidas en el país desde el año 2000 bajo la tutela de la Constitución Bolivariana de 1999. Solo falta mirar sus actuaciones legislativas,  y de control, para que el pueblo venezolano sobreviviente se dé cuenta;  con evidencias y argumentos de juicio; que en este país lo que viene es la miseria cubana en pasta y una miseria extrema; de la que estarán a salvo los 6.000.000 millones de venezolanos que han huido del país.

Ninguna de las Asambleas Nacionales en estos 22 años de revolución, sin diagnosticar a fondo  su composición,  cumplió con los ejercicios fundamentales que le otorga la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela. No legislaron un sebillo, no controlaron al presidente de la República,  y a los otros poderes, menos a la  Administración Pública Nacional, Estadal,  y Municipal ni decidieron nada considerado como importante para el interés nacional.

Durante estos veinte y dos años las facultades de ese poder; el más importante de lo que fue el sistema democrático venezolano; fueron conculcadas, impedidas o absorbidas; en este último quinquenio con la figura del desacato por EL TSJ, por la Asamblea Nacional Constituyente;  cuyos miembros mutaran ahora,  a la nueva AN que se elegirá es 6D; sus funciones también fueron usurpadas por el presidente de la República, lo cual solo se ve en  regímenes dictatoriales como el cubano.

.

Las mismas condiciones operativas que impidieron  el normal funcionamiento de las Asambleas Nacionales  anteriores aquí descritas, con esta nueva que se elegirá el 6D del 2020, no  cambiará en nada su forma de ser. No puede esperar el venezolano nada nuevo, por lo tanto, que el destino de la nueva Asamblea Nacional que surja de estas amañadas  elecciones del 6D, no será diferente, basta oír el discurso amenazante soez, escatológico, y lleno de odio de la aspirante a diputada Iris Varela, para leer el futuro que le espera al país.              

Lo que si será distinto con respecto a ella es que el gobierno, con la influencia cubana que lo caracteriza, reprimirá, y tratará con mas brutalidad a los críticos,  disidentes,  y opositores, para someter  a quienes se opongan,  y seguir haciendo de las suyas, todo ello dirigido al lumpen de la galería, y especialmente a la  presión  internacional, con el objeto de que disminuyan o cesen las presiones que se ejercen desde afuera. Para ello lamentablemente contará con la colaboración de los diputados del psuv  falsario opositor,   llevados a esa posición mediante un proceso plagado de todas las trampas y vicios.

.

El ejercicio electoral que se realizará  el 6 de diciembre, no tiene nada de racional ni práctico. Se trata de una maniobra macabra, tomando en cuenta la gravísima situación que atraviesa el país, con una hiperinflación, y el dólar paralelo que rige la economía sobrepasando la barrera del 1000.000 de bolívares cadáveres,  agravada ahora por la pandemia del virus chino. En esta elección de la AN,  no habrá ganadores. No lo será la oposición falsaria, putrefacta,  y traidora. Mucho menos lo será el gobierno, que obtendrá una mayoría de 200 diputados  que nadie, excepto el gobierno de Cuba, le reconocerá.

El gran perdedor seguirá siendo el  sobreviviente pueblo de Venezuela; que desde hace 22 años viene perdiendo el juego de la vida en manos de una casta de exterminadores. Todos los venezolanos; excepto los enchufados militares, y los comerciantes extranjeros colonizadores,  y especuladores;  sin excepción todos los asalariados de a pie; estamos en una situación parecida a la que vivieron los pasajeros del  Titanic aquel  fatídico 15 de abril del año 1912 del siglo XX; pero esta vez bajo el yugo de un perverso militarismo estalinista.

.

Venezuela es un barco trasatlántico que  impactó su quilla contra los filos sumergidos del iceberg del fundamentalismo, teocrático, ideológico, totalitario, y excluyente del estalinismo cubano, la teocracia iraní, y la brutalidad norcoreana. El barco venezolano se está yendo a pique,  porque su capitán,  y la tripulación no quieren girar el timón unos  grados a babor (progreso). La población ha protestado; reuniones,  y gritos van, y vienen en asambleas hasta rabiar; pedir ayuda a la comunidad internacional, a gritos, tirarnos de las greñas, lo que nos falta es lanzarnos de cabeza a las aguas del océano.

El chip mental cubano de los que conducen la embarcación llamada Venezuela, no les permite cambiar su trayectoria. Todos los venezolanos vamos en este barco suicida, vemos el iceberg, sentimos el peligro, queremos salvarnos de esta tragedia en marcha; pero el fanatismo,  y la soberbia, la megalomanía,  y la locura de quienes en mala hora asaltaron el barco venezolano;  en estos momentos álgidos de dificultades, que ahora sabemos que parecen no ser  pasajeras; estos piratas prefieren que se hunda Venezuela  antes que soltar el timón. Ellos, y sus secuaces  tienen asegurados este 6D con la nueva AN, sus botes (curules) salvavidas.

* Punto de Corte no se hace responsable de las opiniones expresadas en los artículos, quedando entendido que son de entera responsabilidad de sus autores.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados