Inicio NoticiasEconómicas Exclusiva| Econ. Sutherland: Lo que plantea la Ley de Zonas Económicas Especiales es la creación de bingos, bodegones y más importaciones

Exclusiva| Econ. Sutherland: Lo que plantea la Ley de Zonas Económicas Especiales es la creación de bingos, bodegones y más importaciones

Por Yohan Pimentel
Manuel Sutherland Zonas Económicas Especiales

Caracas, 03 de junio de 2021. El economista Manuel Sutherland, ofreció una entrevista a Punto de Corte, en la que se refirió al proyecto de Ley Orgánica de Zonas Económicas Especiales presentado el pasado 27 de abril por la administración de Nicolás Maduro, y que entre sus propósitos busca superar los modelos tradicionales y romper el esquema de sanciones impuestas por varios gobiernos del mundo.

Por: Yohan Pimentel

El proyecto de Ley Orgánica de Zonas Económicas Especiales ¿Realmente podrá abrir brechas en la búsqueda de soluciones?

Ese proyecto es algo innecesario para Venezuela, pues no tiene ninguna utilidad práctica, a menos que se logre garantizar una seguridad jurídica promedio a nivel de América latina sobre las inversiones. Funcionaría si se eliminaran leyes nocivas contra el ejercicio económico, si se eliminaran reglas y normas absurdas que traban el ejercicio del emprendimiento, de la construcción de una empresa, o incluso, del libre desarrollo comercial. Si todas esas medidas se levantaran, no sería necesario este proyecto de ley.

Ese proyecto de ley contempla una serie de ventajas tributarias, ventajas laborales excesivas para el patrón. Esto lo que plantea es bingos, bodegones, importaciones, y pocas actividades industriales. Por eso no veo una necesidad clara para tener que impulsar esta ley.

¿Qué riesgos podría tener este proyecto de Zonas Económicas Especiales para el país?

Esta ley no va a tener un impacto importante ni profundo, porque Venezuela es un país que está abierto a las inversiones desde hace mucho tiempo, y el problema es que no hay condiciones jurídicas, económicas y políticas para que los inversores tengan una seguridad es el que se le garantice su inversión.

Los beneficios de esta ley serían muy pequeños, y lo que podría generar es la creación de algunos empleos que puedan crearse en esos ámbitos. Lo otro sería la mejora de la infraestructura en esos ámbitos. Lo tercero, la mejorara de los servicios públicos que operan en esas zonas económicas.

Las desventajas serían lo poco que podrá recaudar el fisco y la poca producción nacional que habría en el país. Esto desvía la mirada de las grandes reformas que hay que hacerle al Estado como tal, para que puedan haber inversiones en todo el territorio nacional. Lo que hace falta aquí son normas nacionales que tengan un impulso profundo, y que sean discutidas con academias, sindicatos y gremios empresariales.

Hace falta un programa de estabilización macro-económica fundamental. Hay que resolver el asunto de la hiperinflación, hay que resolver el asunto de los salarios, de la dolarización informal, y de no resolverse todo esto, esta discusión de las zonas económicas será sobrevalorada.

¿Podrá este proyecto mitigar el efecto de las sanciones, de la hiperinflación y de la caída de la producción nacional?

No, esto no va a mitigar el efecto negativo de las sanciones. Esto no va crear empleos productivos, no habrá inversiones gran de capital industrial, y tampoco va a ofrecer una solución económica al grueso de la clase obrera. Algunos trabajadores tendrán mejores salarios, o mejores puestos, pero van a ser muy pocos comparado con las necesidades que se requieren para dinamizar a toda la clase obrera.

¿A qué otro modelo económico en el mundo busca parecerse Venezuela con todas estas reformas?

Podría decirse que a China, porque muchos diputados chavistas hablan de ese país como referente, y hablan de esas zonas económicas especiales por lo bien que les fue. Pero eso se hizo en esa nación asiática el sistema de planificación económica centralizada en China era muy rígida, y tenía fuertes impedimentos para contratar mano de obra, para tener propiedad privada, para inversiones privadas, y era todo muy controlado por el Estado.

Se crean esas zonas económicas especiales para abrirse a la inversión extranjera, en un clima de seguridad jurídica pactada y focalizada en ese ámbito, por eso tuvo un buen resultado en ese país. Pero en Venezuela creo que es totalmente algo innecesario, y no tiene el más mínimo sentido emprenderlo.

Lea también en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en Twitter, Facebook e Insta
gram

Artículos Relacionados

Deje un comentario