Inicio Noticias Exclusiva PDC | Denuncian que ex policía del estado Bolívar presuntamente abusó sexualmente de su hijastra

Exclusiva PDC | Denuncian que ex policía del estado Bolívar presuntamente abusó sexualmente de su hijastra

Por Nurelyin Contreras
ex policía Bolívar sexualmente hijastra

Caracas, 24 de noviembre de 2020.- Richard Rafael Montes Soto, ex policía del estado Bolívar, de 33 años de edad, fue detenido el 12 de octubre del presente año por presuntamente abusar sexualmente en reiteradas ocasiones de su hijastra, una niña de tan solo 10 años de edad. Soto, al momento de su detención era un funcionario activo.

Hoy, a un mes y 12 días de su detención, el hombre se encuentra detenido en la estación de Policía “Brisas del Orinoco” en Ciudad Bolívar; a menos de 15 minutos de la vivienda donde reside la víctima con su madre de 44 años de edad; en el sector Las Beatrices, parroquia Sabanita del municipio Angostura del Orinoco.

El Tribunal Cuarto de Control de Primera Instancia en Funciones de Control del Circuito Judicial Penal del estado Bolívar, ordenó en el acta FO01-P-2020-000582; que Montes Soto fuera privado de libertad en el Centro de Reclusión Policial Guaiparo, en la ciudad de San Félix, esta decisión al parecer no bastó para que las autoridades acataran.

Defensa

La abogada querellante de la familia de la infante, Yamileth Carvajal, detalló que Soto está en la comisaría sin ningún tipo de seguridad, es decir, “podría salir de la comisaría sin ningún problema, cometer otro acto delictivo, incluso contra la misma niña o la mamá (…) Esto es grave, no hay ninguna protección”, puntualizó.

Carvajal, enfatizó que en el Centro de Reclusión Policial Guaiparo, donde se encuentra actualmente detenido el ex policía del estado Bolívar, no ha llegado el oficio de traslado. “Mi pregunta es ¿Qué están esperando?”, cuestionó.

Testimonio de la madre

En exclusiva para Punto de Corte, la madre de la niña relató que fue pareja del ex policía durante 4 años, hasta darse cuenta que el hombre, presuntamente abusada sexualmente de su hija.

La madre de la menor detalló que desde el Servicio de Investigación Penal (SIP) de la Policía del estado Bolívar, donde realizó la denuncia, procedieron a notificar a la fiscalía, y así a la niña le hicieron todos los exámenes psicológicos y forenses, para corroborar los actos lascivos.

“Ahora lo que yo reclamo y exijo, es que trasladen a Richard al centro de reclusión que le dictó el tribunal. Él me amenazó con matarme a mí y a mi hija. Él tiene muchos contactos, yo lo sé. Estoy preocupada. En la policía ‘Brisas del Orinoco’ él no está preso, tiene beneficios. Ahí dejan salir a los presos en la noche y regresar de madrugada: ¡No hay seguridad! Solo quiero justicia por mi hija, que no haya más violaciones. Ya basta que estos funcionarios que cometen estos actos salgan triunfantes, y se valgan de sus contactos para poder conseguir lo que desean”, denunció la señora García, madre de la víctima.

La menor le contó a la abuela

García afirma que los abusos contra la niña, presuntamente ocurrieron durante cuatro meses. El sujeto se mudó a vivir con ellas en enero de este año, pero fue en agosto que la madre empezó a dudar del ex policía, cuando vio que su hija estaba “rara”. 

“Empecé a notar rara a mi hija desde hace como tres meses. La veía cansada, con ojeras, con la mirada triste. Yo le pregunté si él la había tocado, abusado, que me contara, que yo no la iba a regañar, que la apoyaría, pero la niña me decía que no, que no había pasado nada. Yo le pedía a Dios que me quitara los pensamientos feos que se me venían a la cabeza. Mi hija me ocultó todo porque él la amenazó con que me mataría si ella lo contaba”, sostuvo García, al reconocer que el ambiente familiar era disfuncional, debido a que ella también, presuntamente, era maltratada por Montes Soto, por motivos de celopatía.

Orden de privativa de libertad

No fue hasta los últimos días de septiembre que la madre confirmó sus sospechas, cuando la menor contó todo durante una visita a la casa de su abuela, y donde empezó a decir que no quería vivir más con su padrastro.

“Fuimos a visitar a mi mamá y en la casa, con mis hermanos, fue que mi hija contó todo. Automáticamente empezamos a movernos para denunciarlo, pero como es policía y sabíamos que él tiene muchos contactos, fácilmente podría escapar. Entonces organizamos todo. Él me fue a buscar y me fui con él a la casa, dejé a la niña con mi mamá. Richard me preguntó que, qué pasaba, que estaba rara, yo le dije que nada”, explicó Solines García continuando su relato.

“Al día siguiente, el miércoles 30 de septiembre, temprano, le dije que iría inscribir a la niña al colegio; él me quería llevar, pero esperé que se metiera a bañar y agarré 20 dólares que él tenía en su cartera y me fui rápido al Servicio de Investigación Penal del Cuerpo de Policía del Estado Bolívar, ahí lo denuncié. Ahora Richard dice que yo lo hice por celos, que estoy loca. Yo solo quiero justicia para mi hija”, indicó la madre.

García asegura trabaja la angiología – espiritismo. Mayormente, lo practica en el patio de su casa, de 10:00 de la noche a 3:00 de la madrugada. En estas horas, presuntamente, eran los momentos en que el ex policía abusaba de la niña, cuando se quedaban solos. La madre también señaló que todos dormían en un mismo cuarto, porque según estaban arreglando la casa.

Solines García tiene cinco hijas, dos de ellas menores de edad, de 7 y 10 años, que viven con ella. Según su relato solo la mayor sufrió los abusos sexuales, cuando la otra dormía.

Examen forense de la niña.

¿Qué pasa en el estado Bolívar?

Los casos por abuso sexual contra menores de edad, así como los femicidios, que ocurren en el estado Bolívar, cada vez son más recurrentes, según las denuncias de los medios de comunicación. Pero lo que más se hace alarmante, es la frecuencia con que se denuncian irregularidades en el debido proceso.

Hoy es válido hacerse estas preguntas: ¿Por qué no se cumple con lo establecido en la Ley? ¿Qué ocurre con los funcionarios policiales que no trasladan a los privados de libertad a los centros de reclusión correspondientes? ¿Qué pasa en los tribunales que no supervisan el estado los casos? ¿Qué pasa con la Fiscalía General y con el Tribunal Supremo de Justicia que no supervisan a sus subalternos en los estados de Venezuela? ¿Por qué el porcentaje de impunidad en Venezuela continúan triplicándose? ¿Dónde está el respeto por los derechos humanos, por los niños, niñas y adolescentes, por las mujeres, por una vida sin violencia?

Solines Damarys del Car García
Richard Rafael Montes Soto

Lea también en Punto de Corte:

Artículos Relacionados

Deje un comentario