Inicio Noticias Especial Dr. José Gregorio Hernández I: El milagro que le concedió a su última sobrina viva

Especial Dr. José Gregorio Hernández I: El milagro que le concedió a su última sobrina viva

Por Beisy Andreina Serrano
Josefina Chispa Hernández, sobrina del doctor jose gregorio hernandezJosefina Chispa Hernández, sobrina del doctor jose gregorio hernandez

Caracas, 23 de junio del 2020. “Mira, a ti te mataron en un accidente de carro. Yo no me morí, y entonces, por favor, cúrame estas piernas; por favor, tío José Gregorio”. Así fue la petición cargada de fe que hizo Josefina Hernández de Bluntzer, la última sobrina viva del doctor.

Conocida familiarmente como “Chispa”. Josefina es la última sobrina directa que queda con vida del doctor José Gregorio Hernández, “El Médico de los Pobres”.

El equipo de Punto de Corte, inicia con esta historia, el especial dedicado al venerable Dr. José Gregorio Hernández, a propósito de su asunción a los cielos y la declaración de su beatificación.

Las reliquias de Chispa

La familiar del beato reside, desde hace más de 50 años en la ciudad de Corpus Christi (Texas, EEUU), es una artista plástica y educadora de 86 años de edad.

En su poder mantiene, con una custodia especial, objetos y documentos que pertenecieron al venerado médico de fe venezolano. Los cuales son de gran valor histórico y patrimonial sobre la ejemplar vida de quien ya fue elevado a los altares de la Iglesia Católica como el milagroso santo del pueblo venezolano.

Esta mujer, quien ahora es abuela, nació 13 años después de ocurrida la muerte de El Dr. José Gregorio. Fruto de la unión de Anita Espinal de Hernández y José Benigno Hernández Escalona; quien era el menor de los hermanos varones de José Gregorio.

Desde muy pequeña, “Chispa” conoció por medio de sus familiares acerca de los méritos académicos, científicos y sociales de su tío; así como sobre su fervorosa vida como cristiano católico y hombre ganado a las causas más nobles.

En una entrevista pasada, la señora Josefina, al ser cuestionada sobre ¿qué esperaba de la beatificación de José Gregorio? Dijo que ella le pediría al papa Francisco “que cuando fuera a pensar en quién sería buen candidato para la beatificación, piense en una persona de vida normal, de vida laica, no eclesiástica”.

Tal y como cumplió su vida, el ya beatificado. “le pediría que den ejemplo de cómo se puede vivir en el mundo, sin necesidad de ser sacerdote o monja, y llegar a ser santo”.

Los milagros en familia

La fe en José Gregorio es casi innata en los venezolanos. Mucho antes de que fuese reconocido por la iglesia, ya los venezolanos, confiaban en su obra de vida y fervor por ayudar a los más necesitados.

Pues parece que en su familia era más intensa la fe. Su sobrina contó que de niña “siempre en mi casa se me decía por las noches: “Ahora récele a su tío santo”.

“Además de eso, mi mamá conoció a mi papá por medio de él, ya que mi padre era médico también y ambos eran muy unidos. Fue José Gregorio quien lo entusiasmó para que hiciera medicina. Y entonces, cuando fue él a ver una persona enferma, amigo de mi mamá, mi tío llevó a su hermanito que se acababa de graduar de médico -mi padre- y allí se conocieron mi mamá y mi papá. Así que eso fue obra de José Gregorio” cuenta.

Su propio milagro: La única sobrina viva de José Gregorio Hernández tuvo un accidente de tránsito, por el cual la movilidad de sus piernas quedó muy afectada.

Los médicos no le daban garantía de volver a caminar. Ella le pidió su intercesión con mucha fe, diciendo: “Mira, a ti te mataron en un accidente de carro. Yo no me morí, y entonces, por favor, cúrame estas piernas; por favor, tío José Gregorio”.

La foto inédita

Esta mujer guarda consigo la silla que usaba el ahora Santo en el comedor de la familia, un espejo del siglo XVIII que les trajo de regalo a sus padres desde Europa, por agradecimiento, y una foto inédita.

La fotografía en su formato original, presenta a José Gregorio de cuerpo entero, en la pose clásica con la cual se le conoce; sólo que, en ésta, mira directamente a la cámara. Se le ve allí vistiendo un chaleco de cinco botones externos, y el cuello de su camisa es de corte en “V”, y no redondeado.

“Esa fotografía era propiedad de mi papá, y cuando él murió, quedó en mi casa. Es la que recuerdo desde niña, a la cual le rezábamos en mi casa”, nos comenta la sobrina del venerable.

Con información de El Informador.

Lea también en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Síguenos en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados

1 comentario

En imágenes y videos: Así se recogió el mar en México, terremoto de 7,5 23/06/2020 - 15:43

[…] Especial Dr. José Gregorio Hernández I: El milagro que le concedió a su última sobrina viva […]

Los comentarios están cerrados