Inicio Noticias (Opinión) El Odio también es una amenaza para la universidad. Por Inyerveth Bellorín

(Opinión) El Odio también es una amenaza para la universidad. Por Inyerveth Bellorín

Por Punto de Corte
UCV

Caracas, 21 de noviembre de 2020

Hace 63 años el dictador Marcos Pérez Jiménez motivo la revuelta estudiantil que hizo estallar una huelga general en la Universidad Central de Venezuela. El Odio fue el principal detonador. Esto ocurrió el 21 de noviembre del 1957.El Odio encarceló a muchos estudiantes de la UCV por protestar en las calles, quienes quedaron a merced de la seguridad Nacional. Tristemente esta situación se repite en la historia contemporánea; en el 2014 y el 2017 la persecución injusta contra jóvenes universitarios, por simplemente expresar nuestro descontento frente a la grave situación sociopolítica que atraviesa el Pueblo venezolano.

El Odio cercena a los centros de educación superior, como ocurrió en la dictadura del 1957, pero no puede vencer a la esperanza a y los ideales de libertad, detonantes del golpe de estado de 1958 que derrocó al Dictador. Importantes reflexiones nos dejan la historia a la actual dirigencia estudiantil: el día del estudiante universitario significa la conmemoración de los Derechos y las libertades ciudadanas. Los estudiantes universitarios buscamos alternativas durante 22 años de vulneración de nuestros derechos estudiantiles de forma sistémica, al parecer ya ni se nota de tan cotidianos que son e incluso esta situación ha permitido el abandono parcial o total de las carreras universitarias. No me refiero únicamente a las reivindicaciones estudiantiles, a las olvidadas becas, al comedor y al transporte universitario. No es solo eso.


Me refiero a la necesidad de reivindicar los derechos humanos, el derecho a la igualdad de oportunidades, el derecho a la educación, a la libertad de expresión y de pensamiento… Es urgente abrir las puertas de Venezuela nuevamente al mundo, a la inversión, al intercambio de conocimientos, para dignificar a la Universidad como el motor fundamental de un país verdaderamente libre. El reconocimiento de las capacidades de todos nos permite reflexionar sobre los tiempos que estamos viviendo como estudiantes, miembro de una sociedad responsable de su pasado, presente y futuro. Los tiempos nos exigen innovar, transformarnos, reinventarnos, pero la lucha debe centrarse en rescatar a la Universidad verdaderamente autónoma, donde ella misma se autogestione económicamente.


La universidad no puede seguir escondiéndose detrás del concepto tradicional de » Autonomía». Hay que volver a los orígenes y desde la UCV seguir venciendo la sombra, sin feudalismo mucho menos reinados.Compañeros, el balance del 2020 sobre la educación es muy negativo. Nos alejaron de las aulas, nos dejaron sin recursos, vivimos los tiempos más oscuros de la historia republicana. Pero no desmayemos, la Universidad democráticas debe seguir luchando por la excelencia académica.
 

21 de noviembre Día del estudiante universitario en Venezuela

Inyerveth Bellorín presidente del centro de estudiantes de la escuela de Derecho en la UCV. @inyerbellorin

* Punto de Corte no se hace responsable de las opiniones expresadas en los artículos, quedando entendido que son de entera responsabilidad de sus autores.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagra

Artículos Relacionados

Deje un comentario