Inicio Noticias (Opinión) Maduro: ¿Cambiando nombres, vamos a salir de la crisis? Por Edgar Perdomo Arzola

(Opinión) Maduro: ¿Cambiando nombres, vamos a salir de la crisis? Por Edgar Perdomo Arzola

Por Punto de Corte
199 Lecturas
Edgar Perdomo Arzola - oligarquía
Caracas, 14 de octubre de 2020

“Desvestir un Santo para vestir a otro” es un proverbio muy conocido, el cual lo usamos literalmente muchas veces, y en sentido figurado también cuando “hablamos” de alguien en particular. Desnudar a un santo para vestir a otro se usa para indicar la poca utilidad que tiene quitar algo de un sitio o quitarle algo a alguien para ponerlo, entregarlo o usarlo allí donde hace menos falta.

También dice la expresión, que se puede decir de las dos formas, desvestir un santo para vestir a otro o desnudar un santo para vestir a otro. También brinda dos sinónimos la expresión los cuales son: “Hurtar a San Pedro para dar a San Pablo,” y “Hacer un hoyo para tapar otro.” Fin de la cita. Refranero popular.

“la batalla socioeconómica la tiene perdida la revolución cubano-venezolano, ya que se fundamenta en la barbarie. Sin embargo, su perversidad es proverbial, por ello hay que estar atentos.

¿La Revolución, en 22 años dónde está tu victoria? El apóstol San Pablo en la Primera Epístola a los Corintios 15:55 preguntó: “¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria?”. La referencia la hacemos a raíz de la consigna cubana con la que se desgañitan los: “rodilla en tierra revolucionarios venezolanos en pleno siglo XXI”, repitiendo hasta la saciedad, aquella trillada frase del Che Guevara, quien en su última carta a Fidel Castro le manifestó: “Hasta la victoria siempre, patria o muerte”. Esto nos demuestra, y por eso he jurado alejarme de esa izquierda irredenta, aunque yo provengo de la izquierda cristiana no marxista-leninista, pero igual pagan justos por pecadores, y esto me demuestra con esta horrible crisis venezolana  que el comunismo es sinónimo de muerte, tragedia, y dolor, como se ha demostrado  a lo largo de la historia, en la  existencia de ese tipo de regímenes como. Rusia, China, Corea del Norte, Cuba etc. Quedando reseñados  como  los regímenes que más han cometido crímenes en toda la historia de la humanidad: con 150 millones de asesinatos, ejecuciones principalmente en sus figuras más emblemáticas.

El fracaso del totalitarismo comunista en Venezuela tutelado desde la Habana, hasta ahora ha sido permanente y anti histórico, pero cabalgando sobre la ignorancia, el atraso, la violencia,  y la mentira es que ha logrado sobrevivir hasta nuestros días, haciéndole mucho daño a varias generaciones de venezolanos que optan por huir del país, como la nueva diáspora en plena pandemia del virus chino, donde se van camino hacia Colombia, Brasil y Guyana, ante la agresividad del alto costo de la vida, la quiebra de la economía, el hambre, las enfermedades, y la falta de oportunidades,  como sucede actualmente en nuestra querida Venezuela ¿O Estoy mintiendo?. Aquí la pandilla de colectivos,  y militares están llevando al pueblo venezolano a una masacre sin precedentes, porque el poder para el totalitarismo comunista es su Tótem, sin importarles para nada la legitimidad ni el sufrimiento del pueblo, ya que el comunismo, el ejemplo de los 60 años que lleva en Cuba se fundamenta en llevar a las masas a la más absoluta miseria para que la elite comunista se perpetúe en el poder mediante la represión, sin preocuparle en lo más mínimo las calamidades de la población.

Las “bondades” de la revolución en 22 años se sintetizan en la muerte por parte de los cuerpos represivos del gobierno en más de 200 mil personas, con el agravante de la pobreza en la población, que ya pasa del 90%, con lo que se puede afirmar que esta es la “gran victoria” de la “revolución” en Venezuela, por lo que extirpar este tumor,  es una misión loable para el futuro del país, y apoyar el surgimiento de una nueva alternativa política es cuestión de humanidad, para sacar de este infierno al vilipendiado, y escarnecido pueblo venezolano.

La bestialidad estalinista se fundamenta en la irracionalidad,  y el delirio, pues desde el manifiesto comunista de 1848,  se situó a la violencia,  como la partera de la historia, la cual según esa aberración ideológica que siempre he combatido,  como otros en la ex URSS la utilizaron en el pasado, donde se fanatiza  a los seguidores de esa  crueldad ideológica,  a asumir el salvajismo, en donde la razón desaparece. Toda esa perversión es para alcanzar o mantenerse en el poder político,  y someter a los pueblos a la tiranía.

El  totalitarismo comunista, con personajes siniestros como los Castro de Cuba, hacían exaltación al terrorismo para esclavizar a los cubanos. Rechazan el terrorismo individual,  cuando lo ejecutan desde el gobierno, llamándolo “guerra revolucionaria”. El Che Guevara, por su parte, y así lo recoge la historia, defendía el terror  diciendo: “un revolucionario tiene que convertirse en una fría máquina de matar” y además sostenía: “tenemos que crear la pedagogía de los paredones de fusilamiento y no necesitamos pruebas para matar a un hombre”. Así mismo,  actuaba la guerrilla criminal colombiana, cuando colocaba bombas en cualquier lugar donde se encontraran los enemigos, sin importar quiénes sean la víctimas que cayeran, como ocurrió  en  Bogotá, Cali y Medellín , en donde morían personas, por la acción terrorista de estas bandas  narcoterroristas del ELN, y las FARC.

“La moral revolucionaria de los rodilla en tierra fundamentalistas venezolanos” que practican los grupos paramilitares y policiales , no tiene nada que ver con la verdadera moral humanista, que enseña a no hacerle a los demás lo que no quieras que te hagan a ti, o hacer el bien, y evitar el mal, pues esa falsa moral del revolucionario venezolano desprecia la vida, la ética y,  la razón, tomando las supersticiones de la revolución,  y el socialismo como sus patentes de corso para infringirle dolor,  y sufrimiento a otros, porque su aspiración máxima es mantenerse en el poder, a costa del sufrimiento del pueblo, y por eso hoy los venezolanos sobrevivientes son simples herramientas para lograr ese fin.

El totalitarismo marxista estalinista, le hace siempre alabanzas a la irracionalidad, ese es su norte despreciando la lógica,  y la moral para afirmar que no se necesita de la razón, sino que lo importante es ganarse mediante el engaño a los sectores más ignorantes, y atrasados de la población para conquistar el poder,  y perpetuarse en él. Quedando demostrado en Venezuela con esta horrenda crisis económica con: los apagones, la falta de agua, la  escasez de gasolina, el volver a cocinar con leña, el colapso del sistema de salud, la quiebra de las empresas del Estado etc.  Que en  el comunismo totalitario la razón no tiene cabida.

El reciente cambio de nombre de la Autopista Francisco Fajardo en Caracas, demuestra fehacientemente que los comunistas totalitarios, ante sus limitaciones teóricas  para el debate en defensa de sus dogmas fundamentados en la sin razón, para tener un nuevo método de sometimiento toman una supuesta revolución radical basada en el hegemonismo de la nomenklatura, en donde la opresión en contra de la población sigue siendo la premisa fundamental,  mencionando un pluralismo agonístico como el esperpento de la ley antibloqueo, teniendo siempre como estrategia el socialismo o sea que eso continua siendo la misma toxicidad con diferente envoltorio.

El cristianismo católico, en la encíclica magistral  Fe y Razón,  del 14 de septiembre de 1998, promulgada por el Papa San Juan Pablo ll, expuso con claridad cómo la fe debe ser sustentada en la razón, y la lógica, mientras que el terror totalitario sigue insistiendo en la brutalidad, y el salvajismo, eso sí cambiando únicamente de envoltorio para continuar con la violencia, y la mentira. Por ello es indiscutible que la razón fundamentada en la realidad y la verdad prevalezca  ante las acechanzas del comunismo totalitario cubano sobre Venezuela, pero habrá que recordarles  que la razón siempre irá de la mano de la verdad, siendo la savia de la civilización occidental.

La actual batalla socioeconómica la tiene perdida el totalitarismo gobernante, ya que se fundamenta en la barbarie. Sin embargo, su perversidad es proverbial, por ello hay que estar atentos a su accionar, porque el prolongado desastre económico que vive Venezuela , en donde los colectivos,  y militares, aun logran sobrevivir a la debacle económica,  con el cambio de nombre de las autopistas, en vez de poner nombre a las obras inconclusas,  y abandonadas como: el Metro Caracas Guarenas-Guatire, el cable tren de Petare, el proyecto ferrocarrilero nacional, el complejo Agro Industrial Abreu e Lima en Anzoátegui etc. Todo esto, se debe a que los opositores,  y disidentes a este desastre  no arrecian  la lucha política-ideológica  en contra del totalitarismo marxista-leninista,  y además, el narcotráfico como forma de lucha,  sirve para fortalecer a  bandas armadas, y grupos económicos lavadores de dólares, con el agregado de que la destrucción económica en los sectores populares  del país, le están sirviendo como  caldo de cultivo para las intenciones totalitarias de la nomenklatura.

Presidente Maduro, ningún totalitarismo, le da a la población las respuestas a los males que la aquejan. Si quiere encontrar respuesta a los males, debe dejar de oír a la ignorancia que le habla al oído, pero si oír, y escuchar a la inteligencia,  y sabiduría de la que se es dotado desde el origen creador. El asunto es que esa ignorancia habla de la creación que en nada es creación, ocultando así la verdad que la desenmascara de ser el mayor mal que acosa a la población venezolana.                 

Otra cosa es que la dirigencia política carece de formación doctrinaria para atacar la lucha ideológica del Marxismo-Totalitario. ¿Pero como lograr este objetivo cuando desde las Escuelas y Universidades Públicas del Gobierno, los jóvenes están siendo adoctrinados por un sector docente afiliado al Psuv?

Tenemos hoy en día una educación pésima, pero una doctrina comunista revolucionaria optima, es lo que está dejando la enseñanza pública en nuestro país, la falta de presencia del Estado en los lugares más alejados, y olvidados de la geografía venezolana, y la falta de continuidad en una lucha frontal contra el Totalitarismo, el Terrorismo y el Narcotráfico son la mezcla perfecta, para que esta doctrina en Venezuela haya sobrevivido al declive del comunismo en la región, y ahora amenazando a USA con Joe Biden, y Kamala Harris. ¿Cómo hacer entender a los venezolanos sobrevivientes de esta tragedia, que los seguidores, y auspiciadores de esta doctrina,  utilizan todos los medios de lucha posibles para lograr su objetivo, que no es otro que mantenerse en el  poder? Donde la violencia, la mentira, la ignorancia, el engaño, el cinismo, la calumnia, son sus armas de corto, y largo alcance. La dirigencia política opuesta a este desastre debe entender que hay que desarmar a estos comunistas, demostrando que todo lo que dicen, y hacen es una falacia, un completo engaño, campañas publicitarias, donde se muestre el desastre que deja el comunismo en los países que han optado por este miserable sistema, como han terminado en la ruina, la miseria, la opresión, la dictadura, la barbarie, el genocidio, a ver si estos ignorantes opositores, aprenden la historia, de que los “docentes” del  totalitarismo nunca  van a descansar en sus perversos objetivos.  El tiempo es corto,  y el hambrea es ya muy larga,  para aflojar  el brazo político de la lucha, de lo contrario apaguemos la luz,  y huyamos.

Percasita11@yahoo.es

Lea otros artículos sobre el autor aquí en Punto de Corte

* Punto de Corte no se hace responsable de las opiniones expresadas en los artículos, quedando entendido que son de entera responsabilidad de sus autores.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Síguenos en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados

Deje un comentario